Conocí a la psicóloga Haydée Palatto Merino por teléfono, yo acababa de cometer un intento de suicidio y a mis papás les habían pasado sus datos, me convenció de ir a platicar con ella y ahí tomé la decisión de empezar un tratamiento psicológico, pues sabía que las cosas no andaban bien conmigo (era mi segundo intento), fue un proceso de altas y bajas, pero que al final valió la pena, entendí que mucho del enojo que tenía conmigo en realidad no era contra mi, y fui poco a poco aclarando muchas cosas y tomando decisiones.
Se me quitaron las ideas suicidas y pude retomar algunos proyectos profesionales que tenía.

Enrique J. , 22 años, LAE

Compartir