Yo empecé a ir a terapia porque mi hermana que es psicóloga me recomendó ir con Haydée Palatto, que le había dado clases en la carrera. Hacía algunos años que había perdido a mi mamá y desde entonces tenía crisis de ansiedad, la terapia me sirvió mucho, descubrí que tenía también algunas fobias y cuando menos me di cuenta ya se habían eliminado a lo largo de la terapia.
Después por un cambio de residencia de Haydée continuamos las sesiones por skype, en un principio tuve mis dudas, pero una vez que iniciamos me di cuenta que había sido muy buena opción. Mi proceso ya terminó, pero sé que no dudaría en buscarla nuevamente si algo más se me atorará.

Jenny, 25 años, Empleada.

Compartir