En mi experiencia de análisis puedo decir que fue reconfortante encontrar ese espacio de expresión. Fue un espacio de reflexión y escucha propia que además me ayudó a poner en palabras muchas situaciones por las que atravesaba. 

Me dio las herramientas suficientes para afrontar el presente y encontrar respuestas. Ahora puedo decir que me conozco mucho más, sé de mis fortalezas, debilidades y que en conjunto esto me ayuda a estar segura de mi misma. 

Este proceso que siendo franca no fue fácil porque me confronto a muchas realidades, me dejo el hecho de poder tomar decisiones que han cambiado el rumbo de mi vida; decisiones que por temor no me atrevía a realizar, como: viajar al extranjero, independizarme, comprar un coche, incluso ahora mi casa. En resumidas cuentas hacerme responsable de mi vida. Estoy agradecida con mi analista Haydée Palatto Merino por haber sido mi guía. 

Anónimo, 31 años, Psicóloga

Compartir